Pilar López Martín. IES Nit de L' Albà (Elche) y Mª José Durá Martínez. IES Canónigo Manchón (Crevillente). Orientadoras Educativas

25 mar 2020

On miércoles, marzo 25, 2020 by Pilar López Martín in
Estimadas familias

Son momentos difíciles en los que las familias enfrentan muchas preocupaciones, tanto relacionadas con la salud como económicas. A ello se suma la dificultad que puede suponer el aislamiento en casa, especialmente para las familias con adolescentes. Por este motivo, queremos compartir con ustedes algunas recomendaciones que les pueden resultar de utilidad para poder gestionar esta situación y así evitar un elevado estrés.

  1. Aprovechemos para hablar y hacer alguna actividad con nuestros hijos, también debemos mantenerlos informados y hablar sobre lo que está pasando pero evitando la sobre-información.

  1. Seguir un horario y rutinas diarias que ayuden a normalizar lo más posible la situación (no deberíamos andar todo el día en pijama, acostarnos muy tarde…). Para establecer dicho horario será importante que primero lo hablen los adultos de la casa y posteriormente se negocie y se llegue a acuerdos con los menores.

  1. Flexibilidad: Esta es una situación estresante para todos y eso propicia que surjan más conflictos y sea más difícil la convivencia. Será importante mantener reglas y límites claros, pero también combinarlo con ser flexibles, comprensivos y tener más paciencia de lo habitual. Con adolescentes recomendamos que se intente negociar y pactar las reglas, en la medida que sea posible.

  1. Pantallas: Como regla general se recomienda que como máximo un adolescente tenga 2 horas de pantallas diarias porque de lo contrario se pueden dar problemas de atención, bajo rendimiento cognitivo, obesidad, problemas de sueño o adicciones. (Pantallas hace referencia a televisión, tablet, móvil, Nintendo, Play…).
Pero ante la actual situación debería hacerse una excepción, ya que los jóvenes tienen una mayor necesidad de relacionarse con sus iguales y lo están haciendo a través de las pantallas. Además si antes de estar recluidos en casa ya estaban utilizando más de 2 horas diarias no tendría sentido ponerse a restringirlo más en esta situación, no es buen momento para introducir cambios. Por todo ello recomendamos que se limite el uso de pantallas, pero negociando un horario suficientemente amplio para que puedan relacionarse. También es importante evitar su uso nocturno entre semana, por que promueve el insomnio y durante las comidas, ya que entorpece la comunicación familiar.

  1. Las tareas escolares deberían ocupar un tiempo razonable en el horario del alumnado. Es la primera vez que estamos en esta situación toda la población, también los profesores, así que es posible que la cantidad y tipo de trabajo que se está mandando al alumnado sea inadecuado. Ustedes pueden ponerse en contacto con el profesorado para hacernos las observaciones que consideren oportunas. Su opinión nos ayudará a adaptar mejor el trabajo que estamos haciendo.

  1. Los adolescentes necesitan un espacio y tiempo al margen de los adultos, es importante que lo tengamos en cuenta y permitamos esta privacidad. Aunque en alumnado hasta 16 años recomendamos supervisar las redes sociales y los contenidos digitales inadecuados a su edad.

_____________________________________________

Carta elaborada por m Mº Paz Fernández Alcocer, orientadora educativa. IES Santa Pola